Densitometría ósea [DXA]

¿Cómo funciona?
DXA (o también DEXA) significa, del inglés, absorciometría dual de rayos X. Esta técnica es considerada por los expertos como el método más preciso para la detección temprana de la osteoporosis. Para generar la imagen se emiten dos haces de baja energía y de intensidad diferente a través de la sección del esqueleto a examinar (columna lumbar y cuello femoral), lo que permite corregir la atenuación producida por los tejidos blandos y calcular la densidad ósea.

¿Cuándo se emplea la DXA?
Mediante la medición de la densidad ósea, la DXA permite detectar la osteoporosis y es la única técnica radiológica recomendada por la Sociedad Alemana de Osteología (DGO) para determinar la densidad ósea. La osteoporosis consiste en la desmineralización del hueso, que normalmente se da en pacientes mayores (las mujeres son doblemente propensas que los hombres). Es la enfermedad degenerativa más frecuente en los huesos, que se vuelven más frágiles de lo normal, pero que también ocurre en pacientes jóvenes en casos de falta de calcio o vitamina D o en relación con otras enfermedades.

¿Cómo se realiza la prueba?
En nuestro centro determinamos la masa ósea con un equipo ultramoderno que emplea un haz de rayos X muy débil. El paciente está tumbado en una mesa mientras que el escáner de rayos X pasa sobre la columna lumbar y los cuellos femorales. La duración del análisis es de unos 10 minutos.